Nuevamente en un pésimo partido de local se repite lo mismo de los partidos anteriores jugados en casa, se gana de visita  y luego no hay capacidad para resolver de local:

Dalcio no quiere sacrificar a Gonzalez o Romero dejando a uno afuera, esto es, por colocar desde el principio a Rosas.

Mi apreciación es que se ve a un O’Higgins desgastado, en este partido lo único que a relucido es el portero Espinoza.

Falta mayor liderazgo en los jugadores de jerarquía, no están gritando ni llamando la atención a aquellos cuando se equivocan. Un empate con sabor a derrota, si seguimos así, todo el encanto que logró el entrenador argentino ira desapareciendo.

Ademas no nos hagamos los ciegos, no tenemos un centro delantero de peso en el área chica, Larrondo lo único que sabe hacer es «sonreir» y buscar la falta a su favor, desde afuera de la cancha se ve un jugador muy desplicente, es hora que se ponga las pilas…

Al ver el equipo empatar nuevamente en casa sin un patrón de juego quita que motive al hincha las ganas de comentar, y lo único que se puede decir es…. nos salvamos en casa.

Por: Cristian Cáceres

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com